Turismo, rutas



 

  Siguiendo la estela de los participantes españoles en el Trial de Lousa 2002, nos dirigimos a la región de Coimbra para presenciar, desde primer línea, lo que nuestros amigos portugueses del club Todosx4 habían preparado para los días 1, 2 y 3 de noviembre en el marco de esta prueba que va creciendo en importancia dentro del calendario europeo del 4x4.

  Con esta excusa, tuvimos la oportunidad de descubrir paisajes inimaginables que irrumpen sorprendentemente en nuestro camino tan solo a unos 170 km. de la frontera, en el centro de Portugal.

  Cuando al amanecer salimos del territorio español, los primeros rayos de sol, con esa luz clara del amanecer, reflejaron ante nuestros ojos la belleza de la Sierra de Lousa. Densos bosques de pinos y eucaliptos nos acompañan a lo largo de nuestra ruta durante todo el viaje, creando un escenario, en algunas ocasiones, incluso selvático y siempre con un agradable aroma debido a la densa vegetación.

  La prueba del primer día consistió en alcanzar una serie de way points situados en diferentes puntos de la Sierra de Lousa. Esta circunstancia nos permitió conocer más en profundidad estos magníficos paisajes que nos envolvían en túneles formados por grandes árboles a lo largo de caminos que nos condujeron a lugares paradisiacos, aunque de fácil acceso para el visitante, tanto en 4x4, bicicleta o caminando.

  Así descubrimos en el falda de una montaña, una antigua aldea avandonada devorada por la densa vegetación. Su única calle, formada por muros medio derruidos dejaba ver los interiores de lo que habían sido viviendas. Un horno de piedra, escaleras hacia un piso superior... escenas que crean un paisaje bucólico al que en nuestro caso acompañó una suave lluvia que transporta al visitante a una atmósfera de tranquilidad otorgándole esa capacidad de disfrutar de su viaje desligándose del tráfico y la ciudad que nos acompañan diariamente.

  En cuanto a la competición, en este primer día hay que hacer especial mención al equipo Al límite 2 que ,al igual que el resto de los españoles, iban pertrechados de imnumerables repuestos para sus vehículos. Sin embargo, a veces olvidados que el componente humano es el más importante y el único para el que no podemos llevar repuestos. En este caso, para la costilla rota y las dos fisuradas de Juan Manuel Garrote.

  Al día siguiente, después de una prueba nocturna, en la que disfrutamos no sólo de los coches sino de una excelente temperatura bajo el cielo estrellado de la Sierra de Lousa, nos dispusimos a ver a los participantes en cinco pruebas dirigidas a fomentar el espíritu de equipo. De esta forma, seguimos un mapa facilitado por la organización, que nos llevó a descubrir otros tantos lugares excepcionales.

  Densos bosque, ríos cristalinos y montes infinitos, unidos a la amabilidad de sus gentes y la gastronomía propia de la zona conformaron un día inolvidable.

  Degustar "chanfana", "migas", "cabrito grelhado", "sardinha albardada" o "tijelada lousanense" sin olvidar la deliciosa miel de Lousa, con todo el sabor de sus montañas, son placeres que no podemos dejar de disfrutar sentados en agradables restaurantes de sabor típico repartidos en esta zona volcada hacia el visitante con gran despliegue de alojamientos rurales y una orografía ideal para el desarrollo de deportes de aventura.

  Tampoco hay que olvidar que en nuestro paseos por la zona podemos encontrar magníficos ejemplos de alfarería y cestería que también podemos admirar en el mercado municipal los sábados por la mañana en el centro de Lousa.

  Además, la región de Coimbra posee las importantes ruinas romanas de Conímbriga, así como rutas románicas, góticas, renacentistas y barrocas. También es curioso visitar "Portugal dos pequenitos" donde encontraremos arquitectura a tamaño niño.

  En el plano del todoterreno, en esta jornada nos quedamos con el trabajo en equipo de la generalidad de los participantes y los magníficos parajes con dificultades naturales a los que tuvieron que enfrentarse y que hicieron necesario la utilización contínua del winch y de la máxima habilidad de conductores y copilotos.

  Después de otra interesante prueba nocturna tuvimos otra demostración de la hospitalidad de sus gentes y la gastronomía del lugar con el churrasco de cerdo ofrecido por el Assador Típico.

  Al día siguiente, la última etapa, donde pudimos disfrutar de todos los vehículos a la vez. Y al final, la entrega de premios. Los ganadores de Lousa 2002: Assador Típico (Manuel Fernando Dias Ribeiro y Lucio Moreira Barbosa). Pero los demás también ganamos, porque disfrutamos de unos días inolvidables en un entorno de excepcional belleza.

DIRECTORIO

Ayuntamiento de Lousa
R. Dr. Joao Santos
3200-953 Lousa
Tel: (+351) 239 990 370

Oficina de Turismo
R. Dr. Joao de Cáceres
3200-953 Lousa
Tel: (+351) 239 990 376

ALOJAMIENTOS RURALES

Casa Vale do Linteiro
Terra da Gaga - 3200 Serpins
Tel: (+351) 239 404 377

Quintal de Além do Ribeiro
Ceira dos Vales - 3200-074 Lousa
Tel: (+351) 239 996 480

Casa da Eira
Casal de Erminio - 3200 Lousa
Tel: (+351) 239 991 860

RESTAURANTES

O Burgo
Complejo Turístico da Sra. da Peidade
Tel: (+351) 239 991 162

A Cave
Bairro do Penedo
Tel: (+351) 239 992 123

A Copa Churrasqueira
Rua General Humberto Delgado
Tel: (+351) 239 993 851

Sao Silvestre
Rua de Coimbra
Tel: (+351) 239 991 554

Nuremberg
Casal do Espirito Santo
Tel: (+351) 239 991 567

O Gato
Rua Dr. Joao Santos
Tel: (+351) 239 994 640

Arunce
Rua Joao Luso
Tel: (+351) 239 991 183